El desnudo de hombres famosos de los años 50's y 70's

El desnudo ha formado parte de la historia del cine mexicano prácticamente desde sus orígenes, aunque pocos lo saben.En tiempos en los que el séptimo arte apenas descubría su narrativa para convertirse en el gran espectáculo del siglo XX, ya existía en nuestro país una industria clandestina de cintas pornográficas que eran exhibidas a un público reducido y con cierto nivel de ingreso.Las cintas se mostraban en burdeles, casas de citas, peluquerías y en un lugar conocido como La tarjeta, librería localizada en el Centro Histórico de la Ciudad de México en la que por un costo de 3 pesos de ese entonces se podía disfrutar de material con escenas de sexo explícito de títulos variados y picarescos como Las muchachas, Chema y Juana o Tortillas calientes.Se desconocen los detalles de quién o quiénes filmaron esas cintas cortas entre 1920 y 1950 que son resguardadas por la Filmoteca de la UNAM.Según un texto de la agencia DPA, el rodaje y proyección del cine porno en México coincide, en muchos casos, con el movimiento cristero en el país (1926-1929), en el cual se enfrentaron en una guerra la Iglesia y el gobierno.En el mismo artículo, el crítico Rafael Aviña afirma que la existencia de esos audiovisuales confirma “una doble moral del mexicano, de esta idea de la sexualidad clandestina.”